The Professor's Theological Home Page

“…Believe on the Lord Jesus Christ, and thou shalt be saved…” (Acts 16:31)

 

www.MarioVelez.Net

 

Estudios en Proverbios - Propio e Impropio Miedo

Por MarioVelez, Th.M.

 

El Libro de Proverbios trata el tema del miedo propio e impropio. Comencemos por mirar a los versos en Proverbios que ponen en evidencia el tema del temor y hacer la distinción entre lo que es propio e improplio miedo.

 

El temor del hombre pondrá lazo; Mas el que confía en Jehová será exaltado. (RV 1960 - Proverbios 29:25)

 

Vemos aquí que el miedo del hombre puede convertirse en una trampa, en el sentido de que tus acciones son controladas por la persona a quien le tienes miedo. Pero ¿qué significa esto? Bueno, te preocupas por lo que otros piensan de ti? Tu puedes tener miedo de ser rechazado. Este miedo puede hacer que tu hagas cualquier cosa para obtener la aprobación de aquellos a quienes tu quiere que te acepten, como en el caso de la presión de grupo de compañeros. Iguales en un grupo constituiría en el mismo grupo de edad o posición social.

 

Cuando uno es joven se siente la presión para mantener su posición en su grupo de pares. Le preocupa su aprobación o desaprobación, ya a cambio, esto altera sus creencias y sus acciones. Se puede sentir presión a vestirse de cierta manera o hablar y actuar de cierta manera. El deseo de hacer cualquier cosa para obtener la aprobación de sus pares influirá en sus decisiones. Sin embargo, este tipo de mentalidad es una trampa que le causa a una persona a comprometer la verdad de la Biblia y en lugar de medir su vida por lo que las Escrituras enseñan está preocupado por la opinión popular de la época. Es cuando somos jóvenes durante los años formativos que somos lo más vulnerables a este entrampamiento. Por lo tanto, este es un buen momento para reconocer la trampa de la presión de los compañeros y evitarla.

 

Es a través de la influencia de la presión de los compañeros que los individuos con problemas reales o imaginarios terminan involucrándose en cosas tales como camarillas. Una camarilla es una dependencia emocional anormal en un grupo de compañeros, como en el caso de las pandillas. En las pandillas siempre tienes a los líderes que están tratando de controlar a quienes están siguiendo. El líder tiene la lujuria para controlar a los seguidores y los seguidores tienen la lujuria para la aprobación de el lider. Esto no es la amistad para nada! La verdadera amistad nunca se involucra en el control o ser co-dependientes. Los verdaderos amigos no hacen esto y es la trampa de los necios, pero ¿cuál es la alternativa?

 

En su lugar, nos dice Proverbios 29:25 a poner nuestra confianza en el Señor para que podamos ver un tonto por lo que realmente es. Los necios son expuestos por su conversaciónes necias, ellos son rebeldes, promiscuos y su influencia se debe de evitar. El sabio rechazará a el tonto, pero el tonto se enredara en esta red de engaño, siempre será una opción. El sabio entiende que el camino del necio tiene consecuencias negativas, que incluyen cosas tales como el fracaso en sus relaciones, la adicción a las drogas y el alcohol, la depresión y estar en contra de la autoridad. El destino final de ese estilo de vida continuada de los necios podrían terminar en la cárcel o la muerte. Estas consecuencias negativas crean una persona disfuncional y no hay nada bueno de este estilo de vida. Todas estas acciones y consecuencias negativas son parte de la vida de un necio de acuerdo a la Biblia. Aunque esto es común en nuestra época actual, siempre habrá unos pocos que deciden vivir sabiamente. Todo esto dependerá de nuestra voluntad para tomar la decisión correcta.

 

El sabio no se preocupa por complacer a los necios, pero está preocupado por hacer las cosas de la manera correcta. Esto es lo que se considera vivir una vida de integridad. El sabio se preocupa por agradar y confiar en el Señor, que se considera el miedo adecuado acuerdo a Proverbios 24:19-21.

 

No te entremetas con los malignos, Ni tengas envidia de los impíos; Porque para el malo no habrá buen fin, Y la lámpara de los impíos será apagada. Teme a Jehová, hijo mío, y al rey; No te entremetas con los veleidosos; (RV 1960 - Proverbios 24:19-21)

 

Por lo tanto, según el versículo 20 los impíos serán apagados, como la llama de una vela. Salomón está enseñando a su hijo a temer al Señor, y éste es siempre el principio de la sabiduría. Así, en el versículo 21 vemos que el último miedo que es propio es el temor del Señor, que es simplemente una referencia a tener reverencia o respeto hacia el Señor que se manifiesta en la obediencia. Cuando tu tienes respeto por lo que la Biblia enseña, tu tienes respeto por el Señor, porque estos son sus palabras, sus pensamientos y principios. Se nos manda a vivir por ellos porque es para nuestro beneficio y cuando lo rechazamos solo nos dañomos a nosotros mismos.

 

Aparte de la revelación de Dios que se encuentra en las páginas de las Escrituras somos básicamente ignorantes y confundidos. Vamos a ser confundidos en saber de dónde venimos, hacia dónde vamos, quiénes somos, por qué existimos, mucho menos que deberíamos estar haciendo. Sin embargo, en nuestra arrogancia pensamos que lo sabemos todo. Esta es la arrogancia orgullosa!

 

Ningún ser humano puede decir que conoce todos los secretos del universo. Sin embargo, muchos Daría cualquier cosa por conocer todos estos secretos. El Dios de la Biblia sabe todos los secretos del universo y tiene el poder ilimitado para sostener todo el universo. Él sostiene las estrellas e incluso los latidos de nuestro corazón y sólo Él determina el momento de nuestra muerte. Haríamos bien en tener un respetuoso temor por el Señor, que no sólo pueden destruir el cuerpo pero el alma también. Este es el miedo apropiado. Proverbios 24:21 también nos enseña el hecho de que debemos temer al rey, que es una referencia a un gobierno civil. Un Gobierno que incluya cosas como la policía y el sistema judicial de nuestro gobierno civil.

 

Así, vemos que debemos de temer a el Señor y el gobierno, porque son los medios de ejecutar el castigo. El Gobierno es el representante de Dios en la tierra para ejecutar el castigo a los rebeldes (Romanos 13:1-4).

 

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. (RV 1960 - Rom. 13:1-4)

 

Vemos en estos versículos que las autoridades de gobierno están para infundir temor a los que hacen mal. El trabajo de estas autoridades es hacer cumplir la ley al castigar a los criminales ya sea por el medio de el encarcelamiento o la ejecución. La referencia sobre llevar la espada por estas autoridades nos enseña el principio de la pena capital. El principio de la pena capital también se enseña en Génesis 9:6 que demanda que si alguien asesina a una persona, esa persona tiene que ser ejecutada. Por lo tanto, la pena capital es bíblica, no sólo en el Antiguo Testamento, pero en el Nuevo Testamento, como hemos visto en Romanos 13:4, y así es como las víctimas de estos crímenes son honradas (Pro. 28:17; Ex. 21:14).

 

Los delincuentes tienen una mente arrogante que quiere que su propia libertad, derechos, propiedad y vida sean respetados por los demás alrededor de ellos. Sin embargo, ellos mismos no son considerados de dar el mismo respeto a otros en estas áreas. Para las personas con esa mentalidad, hay una humildad forzada que está diseñada a proceder de las autoridades de gobierno o el mismo Señor y, como hemos visto en Proverbios 24:20, su llama de arrogancia sera apagada tan pronto como la llama de una vela!

 

La responsabilidad de las autoridades de gobierno de cualquier nación son para proteger la libertad, los derechos, la propiedad y la vida de todos los individuos en esa nación ya que los criminales no respetan la libertad, la propiedad, los derechos, privacidad y vida de los demás. Para mantener la estabilidad de cualquier sociedad, es imperativo que las autoridades de gobierno imposiciónen el castigo a los que están involucrados en conductas criminales a través de un sistema adecuado de la jurisprudencia, que permite la libertad mientras que impone el orden. La jurisprudencia no es más que la ciencia de ley. Sin la capacidad de disuasión de pena, el elemento criminal en cualquier sociedad aumentará y amenazara la estabilidad a los que son respetuosos de la ley. Por lo tanto, las autoridades de gobierno han sido ordenados por el Señor para ofrecer el miedo de castigo a los que amenazan la estabilidad y la seguridad de los ciudadanos que gobiernan.

 

Por lo tanto, el temor impropio de la presión de grupo debe ser evitado, y haríamos bien en tener miedo adecuada para el Señor y sus autoridades de gobierno. Los efectos negativos del miedo inadecuado y los efectos positivos de miedo adecuado determinará si viviremos una vida inestable y frustrada del necio o en lugar una vida estable y ajustada de los sabios.

 

www.MarioVelez.Net